Dormir de viaje - Los mejores consejos para dormir en la carretera

¿Dormir bien en la carretera? No es tan fácil. Especialmente en los viajes de vacaciones o de negocios, dormir bien es importante para estar en forma y aprovechar al máximo el tiempo de viaje. Descubra aquí qué puede hacer para dormir mejor mientras viaja y cómo puede empezar el día lleno de energía a pesar de las diferencias de tiempo en la carretera y en su destino.

Índice de contenidos

      1. Dormir mientras se viaja
      2. ¿Cuál es el efecto de la falta de sueño?
      3. Consejos para dormir: Dormir mejor cuando se viaja
        1. Crear el entorno ideal para dormir
        2. Mantener los hábitos de sueño
        3. Prestar atención a la nutrición y la hidratación
        4. Aprovecha la luz del día y sigue moviéndote
      4. Apoyo natural: complementos alimenticios con melatonina
      5. Conclusión:

      Dormir mientras se viaja

      Poco a poco, los viajes vuelven a formar parte de la vida cotidiana de muchas personas. En el camino, en el coche, en el tren o en el avión, y también en el propio destino, a menudo se descuida el sueño, aunque no sólo es importante para nuestro rendimiento, sino también para nuestra salud. Especialmente en situaciones desconocidas, como cuando se viaja, quizás incluso a través de diferentes zonas horarias, nuestro sueño, el sensible ritmo sueño-vigilia y nuestra sensación corporal se ven fuertemente influenciados. Especialmente cuando se viaja con una diferencia horaria, el propio ritmo circadiano del cuerpo, el famoso "reloj interno", se desincroniza y nuestro ritmo de sueño-vigilia ya no se corresponde con el curso natural del día en nuestro nuevo entorno. Nuestro cuerpo necesita entonces un tiempo para adaptarse a las nuevas circunstancias. Pero también la desviación de las rutinas de sueño fijas, un entorno de sueño desconocido o un cambio en los hábitos alimentarios pueden alterar el sueño cuando se viaja y hacer que tengamos dificultades para conciliar el sueño, que nos sobresaltemos repetidamente y que, en general, no nos sintamos bien.

      ¿Cuál es el impacto de la falta de sueño?

      Schlafmangel auf Reisen

      Para aprovechar al máximo los limitados días de vacaciones o los breves viajes de negocios, los viajeros suelen renunciar a valiosas horas de sueño. El cansancio excesivo y la falta de sueño no sólo tienen un impacto negativo en el bienestar físico y la memoria, sino que también perjudican la capacidad de procesar información, entre otras cosas, y también promueven los cambios de humor, la inestabilidad emocional y los déficits de atención. Todas las cosas que, ya sea en un viaje de negocios o de vacaciones, no son de desear.

      Pero no te preocupes. Le mostraremos cuatro consejos rápidos para favorecer un sueño reparador incluso cuando está de viaje y en lugares extranjeros. Por cierto, puedes leer sobre cómo combatir específicamente el jet lag y los efectos de un cambio de zona horaria aquí.

      Consejos para dormir: Dormir mejor cuando se viaja

      #1 Crear el entorno ideal para dormir

      El descanso, la relajación y un entorno confortable para dormir son requisitos importantes para un sueño reparador. Especialmente cuando se viaja y se duerme en "camas extrañas", nuestro entorno de sueño y sus olores, ruidos o el clima de la habitación pueden parecer rápidamente desconocidos y poco familiares.

      En la carretera
      Dependiendo de la duración del viaje y de la hora del mismo, a veces es inevitable dormir en la carretera en coche, tren o avión. Los ruidos fuertes, por ejemplo de la maquinaria o de los compañeros de viaje, pueden perturbar el sueño en la carretera. Lo mejor es utilizar tapones para los oídos o auriculares fijos para bloquear el ruido y descansar mejor. Un asiento estrecho en el avión o en el coche también puede dificultar un sueño reparador porque no se puede encontrar una posición cómoda para dormir. Con una almohada de viaje, puede crear algo de comodidad incluso en posiciones acostadas o sentadas no acostumbradas y prevenir los dolores de cabeza y de cuello en particular. Un antifaz para dormir también puede ser una buena idea si el exceso de luz o la luminosidad le impiden conciliar el sueño. No siempre se puede encontrar un entorno ideal para dormir cuando se viaja, pero con un poco de planificación previa, es posible favorecer un sueño de buena calidad y conseguir un sueño reparador según las circunstancias, incluso cuando se viaja.

      En el destino

      Numerosos factores también pueden afectar al sueño en nuestro destino. Por lo tanto, la elección de su alojamiento es importante, ya que aquí también debe poder establecer una zona de bienestar para que su entorno de sueño sea lo más cómodo posible. Llevar su propia almohada cuando viaja puede ayudarle a mantener los hábitos de sueño que le son familiares y a aumentar su comodidad en la cama del hotel. También es una buena idea elegir un hotel que esté situado en una zona tranquila. De este modo, el ajetreo de la noche dejará de perseguirte y podrás conciliar el sueño sin ruidos molestos, como el de la calle. Además, evite la luz especialmente intensa (incluida la de las pantallas) antes de acostarse y trate de mantener el dormitorio lo más oscuro y fresco posible (16 °C - 18 °C). De este modo, un entorno de sueño agradable favorece un sueño tranquilo y nada se interpone en el camino de un comienzo fresco del día de vacaciones.

      #2 Mantener los hábitos de sueño

      Una rutina de sueño sensata favorece el sueño. Para dormir bien en un lugar extranjero, debes intentar desviarte lo menos posible de tus hábitos. Mantenga sus horarios habituales de sueño y de vigilia, duerma más o menos el mismo tiempo que de costumbre y haga la primera y la última comida del día a la hora habitual. Especialmente cuando se viaja a través de zonas horarias, demasiadas pausas para dormir y siestas en el camino también pueden ser bastante contraproducentes. Pueden reducir la necesidad de dormir y reducir el cansancio natural que ayudaría al cuerpo a adaptarse a una hora de sueño más temprana o incluso más tardía en el destino.

      #3 Tener en cuenta la nutrición y la hidratación

      Cuando viajamos, nuestros patrones de alimentación cambian. Tendemos a comer más de lo normal y a desviarnos de nuestra dieta habitual. Pero, de nuevo, intenta cambiar lo menos posible y mantente fiel a tus rutinas. Además, asegúrate de comer alimentos de fácil digestión y lo más ricos posible en proteínas e hidratos de carbono, para no sobrecargar el cuerpo y, al mismo tiempo, proporcionarle suficiente energía.

      Especialmente cuando se viaja, a muchas personas les resulta difícil beber lo suficiente, pero sobre todo con las fuertes corrientes de aire o el aire seco del avión, es esencial suministrar al cuerpo suficiente líquido y contrarrestar la deshidratación. Bebe al menos 2 litros de agua al día para mantenerte en forma y mantener tu metabolismo activo. Debido a su efecto estimulante, también debes evitar los alimentos con cafeína y alcohol, ya que pueden perturbar tu sueño e impedir que te duermas fácilmente. Esto ayudará a su cuerpo a prepararse para la noche como de costumbre y a conciliar el sueño rápidamente.

      Ernährung und Schlaf auf Reisen

      Lea más sobre la conexión entre la nutrición y el sueño en este artículo.

      #4 Consigue la luz del día y sigue moviéndote

      La luz solar controla nuestro reloj interno y regula nuestro ritmo diario de sueño y vigilia. Por lo tanto, especialmente cuando se viaja, es importante consumir mucha luz del día. Esto ayuda al cuerpo a adaptarse a las circunstancias desconocidas en el destino y puede contrarrestar el jet lag cuando se viaja a través de diferentes zonas horarias. La actividad física también tiene un efecto positivo sobre el ritmo interno, pone en marcha la circulación y no sólo ayuda a combatir el cansancio agudo, sino que también tiene un efecto positivo para conciliar el sueño por la noche. Hacer ejercicio a la luz del día y al aire libre es siempre una buena idea, ya sea antes, durante o después del viaje.

      Apoyo natural: melatonina

      Lahormona del sueño, la melatonina, es un importante regulador de nuestro ritmo de sueño-vigilia y ya se sabe que es un medio eficaz para favorecer el proceso de conciliación del sueño. Tomar melatonina mientras se viaja puede ayudar a conseguir un sueño reparador más rápido y estar listo para el día por la mañana. Un suplemento de melatonina también puede reducir los efectos del jet lag cuando se viaja a través de diferentes zonas horarias y ayudar al cuerpo a adaptarse rápidamente al ritmo diario desconocido en el destino. Si desea saber más sobre los efectos y el uso de la melatonina como suplemento dietético, puede encontrar más información aquí.

      Conclusión:

      • Cuando se viaja, las condiciones de sueño difíciles pueden obstaculizar una buena noche de sueño.
      • Cuando viajes, intenta adaptar tu entorno de sueño a tus necesidades y hábitos.
      • Mantenga sus hábitos y rutinas de sueño.
      • Evite la cafeína y el alcohol, beba mucho líquido y elija comidas ligeras ricas en proteínas y carbohidratos.
      • Antes de partir, en la carretera y en el destino: manténgase activo, en movimiento y consuma mucha luz del día.
      • Los complementos alimenticios con melatonina favorecen el sueño de forma natural y pueden reducir la sensación de desfase horario.


      Mis mejores deseos y hasta pronto!

      Dejar un comentario

      Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados