Su rutina matutina perfecta

Las rutinas matutinas son un complemento útil para empezar el día con más motivación. Pero, ¿en qué pueden consistir los rituales fijos para encontrar el comienzo óptimo del día tras un sueño reparador? Aquí puedes encontrar ideas y consejos para desarrollar tu propia rutina matutina individualizada.

Índice de contenidos

      1. Empezar el día con éxito
      2. Ideas y consejos para una rutina matutina ideal
      3. 3 pasos para la rutina matutina perfecta
      4. Conclusión:

      Empezar el día con éxito

      Dormir bien es la mitad de la batalla para tener un buen día. Sin suficiente energía, es difícil tener un día exitoso. Si duermes bien y actúas con prudencia por la mañana, tienes programado un día óptimo. Pero, ¿qué es lo que nos impide empezar el día con éxito? Si las mañanas agitadas son una de sus compañeras diarias, agudice el oído ahora. Te explicamos todo lo que necesitas saber para una rutina matutina perfecta. Hay varias razones por las que la inquietud nos acompaña por la mañana. En primer lugar, debes asegurarte de que siempre te acuestas a una hora similar por la noche. Esto ayuda a tu ritmo y hace que sea más fácil levantarse de la cama al día siguiente. En general, la cantidad de sueño recomendada por los expertos es de 7 a 8 horas por noche. También debes evitar comer alimentos pesados poco antes de acostarte, ya que tu cuerpo ya está bastante ocupado regenerando tus células durante la noche. Tenemos algunos consejos para que empieces el día de forma estructurada.

      Ideas y consejos para una rutina matutina ideal

      Aufstehen am Morgen, Wecker ausschalten, nicht schlummern

      #1 Levantarse con elprimer despertador
      Si te levantas directamente con el primer despertador, empiezas el día sin inercia. Esta determinación que está presente cuando te levantas directamente puede tener un impacto en el resto del día y estarás lleno de energía. Un tono de alarma suave también podría ayudarle a levantarse de la cama más fácilmente. Sin embargo, el motivo por el que hay que levantarse directamente a la primera alarma también está justificado desde el punto de vista científico. Al despertarse y volver a dormir mientras tanto, el cerebro no sabe si debe estar despierto ahora o seguir cansado, pero al mismo tiempo libera hormonas para el sueño profundo. Sin embargo, en el poco tiempo que transcurre entre que suena el siguiente despertador no consigues dormir de verdad y no descansas. Como resultado, la fatiga puede desarrollarse y persistir a lo largo del día. Es normal sentirse perezoso inmediatamente después de despertarse, pero las cabezadas pueden convertir estos momentos en horas y pasar todo el día en un estado de cansancio.

        #2 Haz tu cama, haz tus tareas, planifica tu día.

        Mantener las cosas ordenadas te da una buena estructura para empezar bien el día. Si haces la cama y te ocupas de las tareas domésticas por la mañana, podrás llegar a casa por la noche después del trabajo con la conciencia tranquila y poner los pies en alto más rápidamente. Planificar tu día y escribir una lista de tareas te ayudará a completar con éxito todas las tareas pendientes.

        #3 Evita mirar tu teléfono a primera hora de la mañana

        Revisar constantemente nuestro smartphone puede tener un impacto en nuestro cerebro y provocar ansiedad. Revisar el correo electrónico a primera hora de la mañana o a última de la noche se relaciona con mayores niveles de estrés. Así que si quieres empezar el día sin estrés, debes evitar el teléfono móvil por la mañana. Además, la luz de las pantallas inhibe la producción de la hormona del sueño, la melatonina, y conduce a un sueño más pobre. Así que evita mirar tu smartphone justo antes de irte a dormir.

          #4 Deja entrar la luz y bebe mucha agua
          Mucha luz y un vaso de agua por la mañana ayudan a despertarse. El cuerpo recibe nuevos estímulos para procesar y te despiertas más rápido. Además, la luz brillante inhibe la producción de melatonina. Esto conduce a una sensación de vigilia.

          #5 Dúchate, lávate los dientes, cuídate el cuerpo
          El cuidado del cuerpo por la mañana nos hace sentir frescos y nos hace empezar el día sintiéndonos mejor y más despiertos. El agua fría, por ejemplo, aumenta el pulso y activa la liberación de adrenalina .

          #6 Escuchar música, meditar, tomar un buendesayuno
          Si te tomas tiempo para ti, es más probable que empieces el día sin agitación ni estrés. Es menos probable que afloren los pensamientos que podrían agobiarte, y con este colchón de tiempo para ti mismo, te aseguras un comienzo positivo del día.

          #7 Estiramientos matutinos, integrar el movimiento
          El movimiento diario activa el cuerpo. Estirarse después de levantarse acelera lentamente la circulación y hace que la sangre fluya. Esto es importante para los músculos y la circulación en general.

          Bewegung, Stretching oder Sport am Morgen

          #8 Paseos matutinos para tomar airefresco
          Este método también pone en marcha la circulación y estimula el metabolismo. Un paseo al aire libre nos proporciona la ración necesaria de oxígeno, que nos ayuda a empezar el día más en forma. Durante la noche, nuestra circulación se apaga. Al hacer ejercicio por la mañana, se favorece el efecto de las hormonas responsables de hacernos sentir en forma. Las hormonas aceleran los latidos del corazón y éste bombea más sangre por el cuerpo. El cuerpo se prepara para las actividades del día.

          Tres pasos para la rutina matutina perfecta

          Paso 1: ¿Es usted madrugador o tardío?

          Madrugadores: El hecho de ser madrugadores o noctámbulos ya está en nuestros genes y está controlado por nuestros biorritmos naturales. Para poder responder de forma óptima a los procesos propios del organismo, puede ser útil conocer su propio cronotipo. El tipo matutino o madrugador ("alondra") suele despertarse temprano y apenas tiene problemas de cansancio por la mañana. Por lo tanto, no es inusual el rendimiento por la mañana. Una rutina nocturna fija y acostarse temprano son buenas formas de ayudar al ritmo propio del cuerpo y favorecer un comienzo positivo del día.

          Los que se levantan tarde: El tipo vespertino o tardío ("búho") no suele alcanzar su máximo rendimiento hasta las últimas horas de la tarde y, por tanto, sólo produce la melatonina necesaria para dormir al principio de la noche. Por la mañana, sin embargo, necesitan más tiempo para despertarse y ponerse en marcha. Además, suele ser mucho más difícil para ellos salir de la cama cuando el despertador suena (demasiado) temprano por la mañana. Tal vez puedas colocar el despertador lo suficientemente lejos de la cama para que tengas que levantarte para apagarlo. Esto le ayudará a levantarse mejor de la cama porque se verá obligado a moverse y el cuerpo estará preparado para una mayor actividad, le guste o no.

          Paso 2: ¿Prefieres un desayuno abundante o uno rápido?

          Frühstück und Nährstoffe für den Start in den Tag


          Desayuna bien: Establece un horario en tu rutina matutina para saber cuándo y cuánto tiempo tienes realmente para desayunar. Esto le ayudará a evitar la presión del tiempo más tarde y le permitirá tomar su primera comida del día con tranquilidad. También debe tener cuidado de no sobrecargar su cuerpo con alimentos pesados por la mañana, ya que está muy ocupado con los procesos digestivos después de un desayuno abundante. Esto puede tener un efecto negativo en su rendimiento.

          Rápido: Aunque estés de viaje o simplemente no tengas hambre por la mañana, no deberías saltarte el desayuno por completo. Si no tienes tiempo, puedes establecer una lista de tareas en para que puedas hacer las cosas importantes antes del desayuno y tener tiempo para una comida rápida. Además, si desayunas rápido, asegúrate de obtener suficientes vitaminas y nutrientes. Una dieta rica en proteínas, por ejemplo, le proporcionará energía rápida y duradera para el día.

          Lea más sobre la nutrición y el sueño en este artículo.

          Paso 3: ¿Eres una persona madrugadora o ya estás lleno de energía por la mañana?

          Gruñón matutino: ¿Por qué eres realmente un gruñón matutino? Además de las diferentes razones personales, también se pueden incluir aquí los tipos tempranos o tardíos. Quizá como tipo de búho no prestas suficiente atención a tu cuerpo y te levantas en contra de tu ritmo natural. Incorpore actividades e impresiones positivas a su rutina matutina. Escucha tu música favorita o haz algo de ejercicio, como un paseo matutino al aire libre. Todo esto impulsará tu metabolismo y podrás combatir conscientemente tu naturaleza incómoda por la mañana. Además, intente empezar las tareas exigentes más tarde en el día, ya que podrá hacerlas con más energía.

          Lleno de energía: Lo más probable es que seas del tipo alondra. ¿Le resulta fácil ser productivo a primera hora de la mañana? Utilice esta energía y rendimiento para completar las tareas importantes y relajarse más rápidamente por la noche.


          Conclusión:

          • El ejercicio y el aire fresco por la mañana favorecen la circulación
          • Tómate tiempo para ti y presta atención a tu ritmo natural.
          • Un consumo suficiente de líquidos y un desayuno nutritivo por la mañana te despiertan y te dan energía para el día.
          • La estructura y las rutinas fijas le ayudan a sacar el máximo partido a su rendimiento y a empezar con buen pie la mañana.

          Mis mejores deseos y hasta pronto!

          1 comentario

          Danke

          Ines Mahler 08 octubre, 2021

          Dejar un comentario

          Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados