Falta de sueño - Las consecuencias de dormir poco

Muchas personas duermen demasiado poco de forma regular, aunque dormir lo suficiente es importante para nuestro rendimiento diario y una vida cotidiana saludable. Pero, ¿qué ocurre realmente cuando dormimos poco de forma habitual? Descubra aquí cómo la privación del sueño puede afectar a nuestro organismo y qué significa para nuestra salud una falta de sueño persistente.

Índice de contenidos

      1. Dormir poco
      2. ¿Qué significa la privación del sueño?
      3. Consecuencias de dormir poco
        1. Efectos en la psique
        2. Efectos en el organismo
        3. Ruido y sonidos
      4. Resumen de las consecuencias de la privación del sueño
      5. Cómo prevenir la falta de sueño
      6. Conclusión:

      Dormir poco

      Cada vez son más las personas que duermen poco y descuidan su sueño nocturno en favor del trabajo o los compromisos sociales. En general, los expertos recomiendan que los adultos duerman regularmente entre 7 y 8 horas. Los resultados de un estudio sobre el sueño realizado por la Techniker Krankenkasse muestran que esta cantidad de sueño rara vez se alcanza hoy en día. Uno de cada dos alemanes duerme regularmente menos de seis horas al día. Y ello a pesar de que un sueño suficiente y reparador es de gran importancia, especialmente en nuestra cada vez más estresante vida cotidiana.

      ¿Qué significa la falta de sueño?

      El sueño es el periodo central de recuperación de nuestro cuerpo y, por tanto, nunca debe ser demasiado corto. Durante el sueño tienen lugar numerosos procesos de reparación y recuperación. El sistema inmunitario funciona a toda velocidad, procesamos las experiencias y la información y también acumulamos nuevas energías para el día siguiente. Noche tras noche, pasamos por varios ciclos de sueño, que a su vez se dividen en diferentes fases de sueño. Puede leer sobre lo que ocurre exactamente durante el sueño aquí. Las noches demasiado cortas o las frecuentes interrupciones del sueño pueden perturbar el curso natural de nuestro sueño y los procesos de regeneración que tienen lugar. Para despertarnos renovados por la mañana y poder afrontar nuestra vida diaria de forma sana y eficaz, es muy importante que la duración del sueño sea regular. La buena noticia es que la privación de sueño a corto plazo puede compensarse y las horas de sueño perdidas pueden recuperarse. Sin embargo, quienes acortan permanentemente su sueño y no satisfacen sus necesidades individuales de sueño no sólo ponen en peligro su bienestar diario a largo plazo, sino que también perjudican su propia salud.

      Consecuencias de dormir poco

      La falta de sueño impide que el cuerpo y la mente se regeneren suficientemente. Especialmente a largo plazo, esto tiene numerosas consecuencias negativas.Das passiert bei Schlafmangel

      Efectos en la psique

      Reducción del rendimiento del cerebro y la memoria
      Durante el sueño, nuestro cerebro procesa las experiencias del día y transfiere la información relevante a la memoria a largo plazo. Incluso una falta aguda de sueño conduce a una reducción de estas llamadas funciones neurocognitivas, haciendo que el cerebro reaccione peor a los estímulos externos, empeorando la memoria y debilitando la capacidad de atención mientras se está despierto.

      Disminución de la resistencia alestrés y de los cambios de humor
      La falta de
      sueño favorece la liberación de la "hormona del estrés", el cortisol, por lo que nuestro cerebro se estresa adicionalmente y se reduce la resistencia general al estrés. Nos sentimos cada vez más estresados, estamos más irritables, sufrimos cambios de humor y nos cuesta relajarnos.

      Efectos en el organismo

      Alteración del metabolismo y del equilibrio hormonal
      Un sueño insuficiente perturba los procesos metabólicos que son cruciales para la regeneración nocturna. La renovación y construcción de nuevas células en los músculos, la piel y otros tejidos se ve alterada porque la liberación de importantes hormonas del crecimiento se ve afectada negativamente. Además, las reservas de energía de los músculos y el cerebro no pueden reponerse completamente. El nivel de azúcar en sangre también se ve afectado negativamente por una falta de sueño persistente, lo que aumenta el riesgo de obesidad o diabetes.

      Debilitamiento del sistema inmunitario
      Durante el sueño, aumenta el número de células de defensa naturales del organismo, se eliminan las sustancias nocivas y se reparan y renuevan las células del cuerpo. Los estudios demuestran que incluso un único déficit de sueño de tres horas perjudica la función de las células de defensa. Por lo tanto, quienes duermen demasiado poco debilitan el desarrollo de un sistema inmunitario fuerte y son más susceptibles de contraer infecciones y enfermedades.

      Mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares
      Incluso un ligero déficit de sueño regular de una o dos horas por noche pone al cuerpo en un estado de estrés. Los niveles de cortisol aumentan y ponen a nuestro cuerpo en alerta, aumentando el ritmo cardíaco y la presión arterial. Esto supone un esfuerzo adicional para el sistema cardiovascular y aumenta el riesgo de infarto e ictus a largo plazo.

      Las consecuencias de la falta de sueño en un vistazo

      • Reducción del rendimiento cognitivo y de la capacidad de concentración

      • Reducción del rendimiento de la memoria

      • Cambios de humor e irritabilidad

      • Reducción del rendimiento físico

      • Sistema inmunitario debilitado

      • Aumento del riesgo de enfermedades, por ejemplo, diabetes, enfermedades cardiovasculares

      Cómo prevenir la falta de sueño

      Dado que podemos compensar fácilmente un ligero déficit de sueño y ponernos al día, una o dos noches cortas no suelen ser un problema. Por el contrario, una falta de sueño regular hace que el organismo no pueda regenerarse suficientemente de forma reiterada. De este modo, perdemos poco a poco nuestra capacidad de rendimiento, afectamos a nuestro bienestar y perjudicamos nuestra salud.

      Diversas razones pueden hacer que descuidemos nuestro sueño y no podamos satisfacer nuestra necesidad individual de dormir. Para dominar el día a día sin problemas y mantener la salud y el rendimiento, hay que intentar no renunciar al sueño de forma permanente por motivos profesionales o sociales. Este artículo le explica cómo puede mejorar su sueño a largo plazo.

      Precaución: Si tiene trastornos del sueño o problemas de salud que sean la causa de un déficit de sueño permanente, debe acudir siempre al médico.

      Conclusión:

      • Uno de cada dos alemanes duerme poco de forma regular, y la tendencia va en aumento.
      • La falta de sueño perjudica el rendimiento físico y mental y es perjudicial para la salud y el bienestar.
      • Dormir poco debilita el sistema inmunitario y aumenta la susceptibilidad a las enfermedades, infecciones, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

      Mis mejores deseos y hasta pronto!

      Dejar un comentario

      Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados