Estudio

smartsleep® en estudio

La alta presión para rendir, los nervios de examen, los plazos ajustados o las incertidumbres finales conducen rápidamente a la tensión durante un curso de estudio. Los estudiantes a menudo duermen mal o demasiado poco y no pueden regenerar suficientemente su cuerpo y su psique. Esto puede afectar a su concentración, rendimiento y hábitos alimenticios a corto plazo y tener efectos negativos en su salud y bienestar a largo plazo. El sueño también es esencial para los procesos de aprendizaje y memoria del ser humano y, por lo tanto, es de gran importancia, especialmente durante los estudios.

smartsleep® en estudio

La falta de sueño puede tener un impacto negativo en nuestra memoria y capacidad de aprendizaje. El sueño suficiente y reparador, por otra parte, mejora la concentración y el rendimiento de aprendizaje y es fundamental para nuestro rendimiento. Por lo tanto, smartsleep® fue desarrollado especialmente para la noche y apoya al cuerpo en el momento crucial con importantes vitaminas, minerales y aminoácidos.

Consejos para dormir para los estudiantes

Rutina para dormir

Un ritmo regular de sueño y vigilia

Al menos durante la semana y durante el período de examen, debe acostarse y levantarse a horas similares para que su cuerpo se acostumbre a una estructura regular. Recomendado. También se recomienda dormir de 7 a 8 horas por noche.

Evita el estrés por la noche

Las exigentes y largas sesiones de estudio por la noche son estresantes. Por lo tanto, antes de acostarse, establezca conscientemente una rutina relajada y evite la luz brillante de la pantalla.

Entorno de sueño

Separar los ambientes de estudio y de sueño

Cuando te prepares para los exámenes en casa, lo ideal es que el área de estudio esté alejada de tu entorno de sueño. Si eso no es posible, asegúrate de tener tiempos de estudio fijos y de separarlos conscientemente de los tiempos de descanso.

Dormitorio tranquilo

Una habitación tranquila y oscura con una temperatura fresca (alrededor de 18° C) es ideal y promueve el sueño. También asegúrese de que haya un buen suministro de oxígeno (airee la habitación antes de dormir).

La dieta de la noche

Come ligero y equilibrado

Una dieta equilibrada te mantiene sano y te proporciona importantes nutrientes. Evite las comidas con alto contenido de grasa antes de acostarse, ya que éstas estimulan en gran medida la digestión, lo que dificulta el sueño.

Reducir la vigilia por la noche

Los alimentos que contienen cafeína deben ser tabú 3-4 horas antes de acostarse, porque la cafeína estimula el sistema nervioso y evita que se duerma y permanezca dormido.