¿Cómo funciona la hibernación?

En la estación fría y oscura, muchos sufren de cansancio, apatía y trastornos del sueño. Pero, ¿por qué los humanos no hibernan realmente? Aquí puedes descubrir cómo funciona la famosa hibernación y qué podemos hacer cuando estamos despiertos para pasar los días de frío bien descansados ​​y motivados.

Índice

  1. Invierno y nuestro sueño
  2. ¿Por qué los animales hibernan?
  3. Así es como funciona la hibernación
  4. ¿Pueden los humanos hibernar?
  5. Duerme mejor en invierno
  6. Conclusión

Invierno y nuestro sueño

El clima nublado, los vientos fríos y las nevadas heladas no solo afectan el estado de ánimo, sino que generalmente generan una cosa por encima de todo: ¡cansancio! Nuestro comportamiento del sueño depende de una amplia variedad de factores internos y externos. Por lo tanto, es bastante natural que nuestra necesidad de dormir también varíe en diferentes épocas del año y en invierno generalmente necesitamos dormir un poco más, porque falta la luz del día, lo que tiene un impacto significativo en nuestra reloj corporal . Nuestro cuerpo produce entonces menos hormonas de la felicidad y libera más melatonina, lo que provoca la conocida somnolencia diurna y favorece el desarrollo de la famosa depresión invernal. La falta de luz natural, las bajas temperaturas y el poco ejercicio interrumpen nuestro ciclo de sueño y vigilia y se interponen en el camino de un sueño saludable y reparador.

Al igual que nosotros los humanos, los animales también tienen un reloj interno que regula el ciclo de sueño y vigilia. Para muchos animales salvajes, la hibernación es una forma eficaz de superar los desafíos de la estación fría y sobrevivir ilesos a los oscuros días de invierno a pesar de las bajas temperaturas y la escasez de alimentos. Por supuesto, los humanos no dependemos de esto, pero los científicos asumen que los humanos están al menos genéticamente predispuestos para poder hibernar. Pero, ¿qué sucede exactamente durante la hibernación?

¿Por qué los animales hibernan?

Usamos menos energía cuando dormimos que cuando estamos despiertos. Algunos animales aprovechan esto para superar las fases extenuantes de frío y hambre hasta que vuelvan a tener suficiente comida disponible. Bajo la influencia de temperaturas cada vez más frías y la baja disponibilidad de alimentos, la hibernación es particularmente importante para asegurar la supervivencia. Con la ayuda de la hibernación, los animales pueden reaccionar de manera más flexible a las condiciones externas extremas y reducir sus requerimientos de energía para necesitar menos alimentos y pasar los días fríos utilizando las reservas de grasa previamente almacenadas.

Diversas investigaciones muestran que los cromosomas en los genes están mejor protegidos en los "hibernadores" y que la hibernación es en realidad un medio muy efectivo para la conservación de especies. No solo protege contra el frío o el hambre, sino que también protege contra los depredadores.

Así es como funciona la hibernación

Estrictamente hablando, la hibernación no es un sueño real en absoluto, sino un estado similar al sueño. Se asemeja a la calma o la rigidez y puede tener diferentes desencadenantes, como temperaturas cada vez más frías, cambios en la luz del día o un cierto límite de grasa corporal. En invierno, el organismo de los animales afectados pasa entonces a lo que los expertos llaman "letargo". El metabolismo del cuerpo se detiene hasta en un 90%, la respiración y el ritmo cardíaco se ralentizan y la temperatura corporal desciende hasta unos pocos grados por encima de cero.Los estudios científicos también muestran que las ondas cerebrales de un animal también cambian durante la hibernación y, en particular, que las ondas cerebrales típicas del sueño nocturno están ausentes.También se ha comprobado que durante la hibernación las fases del sueño que son conocidos por nosotros no han pasado y están cambiados muestra ni sueño no REM ni REM.

Feldmaus erwacht aus dem Winterschlaf und sitzt im Schnee

Contrariamente a la creencia popular, la hibernación de un animal se interrumpe repetidamente por fases de vigilia. El sistema nervioso central controla las funciones corporales durante el estado crepuscular y despierta al animal, por ejemplo, si la temperatura corporal desciende demasiado. Sin embargo, a diferencia de despertar de una noche de sueño normal, los tiempos de vigilia duran más y se utilizan principalmente para buscar comida y reproducirse. Ya sea que una criatura pase varios meses o solo unas pocas horas en letargo, varía de una especie a otra.

¿Pueden los humanos hibernar?

Algunos expertos sugieren que los humanos también hibernaron hace mucho tiempo y son genéticamente capaces de entrar en un estado de letargo. Por supuesto, hoy ya no dependemos de esto, porque no tenemos que protegernos de la escasez de alimentos o de las bajas temperaturas para sobrevivir a la estación fría. Sin embargo, los humanos también debemos reaccionar ante las circunstancias externas en invierno y apoyar a nuestro cuerpo para que funcione de manera óptima a pesar del aumento del cansancio y la mayor necesidad de dormir.

Duerme mejor en invierno

Junge Frau am Morgen in der Sonne im Bett

Para permanecer saludable y eficiente durante el día, para que un sistema inmunológico fuerte pueda protegernos de numerosos patógenos y nuestra psique no sufra, la relajación suficiente y un sueño reparador son muy importantes. Además del equipo para dormir adecuado y una buena higiene del sueño, una rutina matutina individual también puede ayudarte a dormir. Puedes encontrar información detallada y consejos para dormir en invierno aquí. Lo más importante de un vistazo:

➥ Consume mucha luz natural y evita las fuentes de luz artificial
La luz es un importante generador de reloj y ayuda a regular el equilibrio hormonal. Así es como apoya un estado de ánimo equilibrado, un ciclo saludable de sueño y vigilia y un sueño reparador.

➥ Haz suficiente ejercicio y mantente activo
El ejercicio mantiene la circulación, mejora el metabolismo y tiene un efecto positivo en la salud y el sueño.

Conclusión

  • En invierno, la necesidad natural de dormir aumenta porque la falta de luz natural, las bajas temperaturas y el poco ejercicio interrumpen el ciclo de sueño y vigilia.
  • La hibernación es una forma eficaz de superar el frío y la escasez de alimentos y sobrevivir al invierno.
  • Los humanos ya no necesitamos hibernar hoy, pero debemos asegurarnos de dormir lo suficiente, especialmente en invierno, para mantenernos saludables y productivos.

¡Saludos y hasta pronto!

.

Deja un comentario

Todos los comentarios son revisados ​​antes de su publicación