Empezar el día despierto

La forma en que comenzamos el día es crucial para nuestra salud y rendimiento diario. Especialmente en los días oscuros de invierno y cuando trabajamos desde casa, a menudo nos resulta difícil levantarnos de la cama y despertarnos correctamente. Le mostraremos los sencillos consejos que puede utilizar para que sea más fácil levantarse, ponerse en forma más rápido y superar el cansancio por la mañana para estar saludable y productivo durante el día.

Tabla de contenido

      1. Fatiga por la mañana
      2. Consejos para empezar el día despierto
      3. Conclusión

      Fatiga por la mañana

      A muchas personas les resulta difícil levantarse de la cama por la mañana y deshacerse del sueño por la noche. También hay una razón biológica para esto: todos tenemos un reloj interno que regula nuestro ciclo de sueño y vigilia y, por lo tanto, también influye en cómo nos levantamos.
      Los "madrugadores" típicos tienen menos problemas de cansancio en la mañana y pueden comenzar el día más rápido. Según estudios, esto no solo los hace más productivos, sino también más felices. Una mañana despierta no solo es buena para el estado de ánimo, sino que también influye en nuestra forma y rendimiento diarios.
      Los clásicos "noctámbulos", por otro lado, tardan más en ponerse al día por la mañana y tienden a alcanzar su máximo rendimiento en las primeras horas de la noche. Levantarse temprano entonces no se corresponde con el ritmo natural y, además del mal humor, a menudo provoca un cansancio pronunciado y un comienzo lento del día.

      Grafik: Leistungsfähigkeit von Chronotypen

      Con algunos consejos, puede hacer que le resulte más fácil levantarse por la mañana y comenzar el día más despierto.

      Consejos para empezar el día despierto

      #1 Dormir lo suficiente

      Hábitos de sueño saludables previenen el cansancio general. Los procesos de regeneración importantes que nos preparan para el día siguiente tienen lugar especialmente durante el sueño profundo. Entonces, si duerme lo suficiente durante la noche, estará más en forma y tendrá más energía por la mañana. La cantidad de sueño que se necesita para estar descansado y descansado por la mañana es diferente para todos. Sin embargo, los expertos recomiendan entre 7 y 8 horas de sueño por noche.

      #2 Ciclo regular de sueño-vigilia

      Nuestro reloj interno también se adapta a ritmos y rutinas, como acostarse a la misma hora todas las noches y levantarse a la misma hora todas las mañanas. De esta manera, acostumbras a tu cuerpo a un ritmo fijo y, además de levantarte por la mañana, también hace que sea más fácil conciliar el sueño por la noche.

      #3 Despertador natural: luz

      Natürlicher Wecker: Licht

      (Luz del día) la luz y la oscuridad funcionan como un impulso externo que adapta nuestro ritmo interior natural a la rutina diaria natural y, entre otras cosas, influye en la liberación de la hormona del sueño melatonina. La luz es, por tanto, un despertador natural que puede facilitarte el despertar. Por ejemplo, prescindir de persianas enrollables, cortinas y otros apagones en verano y usar lámparas de luz diurna o luces de despertador en invierno.

      #4 Evita la repetición

      Cuando finalmente suene la alarma, debes levantarte de inmediato y abstenerte de usar el botón de repetición. La repetición de "dormitar" hace que el cuerpo se duerma una y otra vez y es arrancado de su fase de sueño profundo con cada sonido de alarma. Esto ejerce presión sobre nuestro cerebro y cuerpo, lo que aumenta la lentitud y el cansancio por la mañana.

      Consejo: Pruebe diferentes sonidos de alarma y use su canción favorita, por ejemplo, para influir positivamente en su estado de ánimo cuando se despierte.

      #5 Actividad matutina y ejercicio

      El deporte y el ejercicio activan la circulación y ofrecen la oportunidad de despertarse rápidamente por la mañana.Tan solo unos minutos de resistencia, entrenamiento de fuerza o yoga después de levantarse activan la circulación sanguínea e incluso los ejercicios relajados de respiración y estiramiento tienen un efecto positivo en el estado de alerta por la mañana

      #6 Desayuno saludable y equilibrado

      Es mejor no perderse el desayuno, porque por la mañana el cuerpo necesita nuevos nutrientes para volver a funcionar a toda velocidad. Una comida pequeña, equilibrada y rica en hidratos de carbono es suficiente para proporcionar energía al organismo al despertar y facilitar un comienzo saludable del día. Además, por supuesto, el café o el té también pueden ayudar a despertar gracias a la cafeína que contienen.

      Conclusión

      • Los madrugadores comienzan el día más rápido, son más productivos y están de mejor humor
      • Sueño suficiente y una rutina regular de sueño y vigilia hacen que sea más fácil conciliar el sueño por la noche y despertarse por la mañana
      • Suficiente luz (luz diurna, reloj despertador al amanecer) apoya el proceso de despertarse de forma natural
      • Levántese después de que suene la alarma y no use la función de repetición
      • El ejercicio y el deporte por la mañana activan la circulación y ayudan contra el cansancio
      • Un desayuno pequeño y saludable proporciona al cuerpo energía y nutrientes importantes

      ¡Saludos y hasta pronto!

      .

      Deja un comentario

      Todos los comentarios son revisados ​​antes de su publicación