Nuestro estado de ánimo y sueño

Fatiga, nerviosismo y tensión: dormir mal o muy poco no solo daña nuestra salud, sino que también puede tener un impacto decisivo en nuestro estado de ánimo. Aquí puedes averiguar cómo afecta el sueño a nuestra psique, si dormir bien nos pone de buen humor y qué puedes hacer para empezar el día de forma positiva.

Tabla de contenidos

  1. Buenos y malos estados de ánimo
  2. La psique en el sueño
  3. Cómo la falta de sueño afecta el estado de ánimo
    1. Falta de sueño
    2. Trastornos del sueño
    3. Demasiado sueño
  4. Empieza el día de forma positiva
  5. Conclusión

Buenos y malos estados de ánimo

La estresante vida laboral diaria, la agitada vida familiar o los oscuros y fríos días de invierno a veces realmente nos ponen de mal humor y nos dificultan pasar el día de buen humor y optimistas. Día tras día, nuestra psique reacciona a numerosos estímulos internos y externos que despiertan emociones e influyen en nuestro bienestar y estado de ánimo. Pero nuestro sueño también puede tener un impacto en nuestro estado de ánimo. No es casualidad que le preguntemos a la gente que está de mal humor si "se levantó con el pie izquierdo" por la mañana.

Aufbau des Gehirns: Das Limbische System

La base de nuestras reacciones emocionales, sentimientos y sensaciones se encuentra en nuestro cerebro, más precisamente en el llamado sistema límbico. Aquí es donde se registran y procesan los estímulos internos y externos, vinculados a los recuerdos, por ejemplo, y se desencadena una reacción emocional por la liberación de diversas hormonas. El sistema de recompensas en nuestro cerebro también es particularmente importante para nuestro estado de ánimo. Al experimentar situaciones o eventos positivos, se liberan las sustancias mensajeras dopamina y serotonina, también conocidas como hormonas de la felicidad, y experimentamos sentimientos positivos como la felicidad, la alegría o el optimismo. La serotonina también tiene un efecto calmante sobre nuestros nervios y bienestar, promueve el equilibrio interior e indirectamente promueve nuestro sueño.

La psique en el sueño

Nuestros sistemas de recompensa y el procesamiento emocional de la información suelen estar fuertemente relacionados con el sueño. Especialmente en las fases de sueño profundo nuestro cuerpo y cerebro se regeneran. Las reservas de energía se reponen, las experiencias y la información se procesan y almacenan en el cerebro. Por lo tanto, un sueño tranquilo y sin interrupciones no solo es de gran importancia para el funcionamiento saludable de nuestro organismo, sino que también es crucial para nuestra salud mental y nuestro estado emocional.

Y un ciclo saludable de sueño y vigilia también es bueno para nuestro estado de ánimo, lo que a su vez tiene un efecto positivo en el sueño mismo. Porque durante el día el cuerpo libera más serotonina, la hormona de la felicidad, que promueve un estado de ánimo positivo, calma nuestro sistema nervioso y contrarresta los sentimientos negativos causados ​​por el estrés o la sobreestimulación. Hacia la noche, la serotonina se convierte en la hormona del sueño melatonina, que nos cansa y nos permite dormir. Durante la noche, nuestro cuerpo está en un bajo rendimiento, la temperatura corporal baja y el nivel de serotonina baja. Así es como se desarrolla el famoso estado de ánimo bajo nocturno, que luego se manifiesta en las fases de vigilia nocturna a través de pensamientos negativos o cavilaciones extensas.

Así es como la falta de sueño afecta el estado de ánimo

Frau liegt nachts wach im Bett und leidet unter Schlafstörungen
Estudios científicos han demostrado que nuestro estado de ánimo está influenciado, por un lado, por la cantidad de tiempo que dormimos y, en particular, por la calidad de nuestro sueño. ¿Porqué es eso?

Falta de sueño

La falta de sueño y las interrupciones frecuentes del sueño impiden que nuestra regeneración funcione de manera óptima y significan que no dormimos lo suficiente.Esto pone al cuerpo bajo estrés, lo que a su vez aumenta nuestros niveles de cortisol y tiene numerosas consecuencias negativas para nuestra salud y bienestar: estamos cansados, tenemos menos energía, nos irritamos más fácilmente y somos menos capaces de concentrarnos. Por supuesto, esto también nubla nuestro estado de ánimo al día siguiente y, a su vez, puede tener un impacto negativo en el sueño al presionarnos y dificultar la relajación.

Alteraciones del sueño

En particular, el sueño nocturno interrumpido y perturbado puede afectar nuestro estado de ánimo y nuestra percepción emocional. El despertar frecuente perjudica el curso de los ciclos de sueño naturales y, por lo tanto, reduce la proporción de sueño profundo. Diversos estudios muestran que los despertares frecuentes tienen un efecto negativo en el estado de ánimo de los sujetos, haciéndolos menos receptivos a los estímulos positivos y más receptivos a los negativos. Aquellos sujetos de prueba cuyo sueño fue interrumpido varias veces durante la noche fueron menos sensibles a las emociones positivas como la alegría y la felicidad y, por el contrario, reaccionaron con más fuerza a los sentimientos negativos como la ira o el miedo. También quedó claro que los sujetos no eran realmente capaces de percibir y disfrutar experiencias positivas.

Pero la forma en que pasamos nuestras horas de vigilia por la noche también es crucial. Si es difícil volver a conciliar el sueño, muchas veces comienza el famoso tiovivo de pensamientos o nos ponemos bajo presión, lo que vuelve a aumentar el nivel de estrés y también impide un sueño tranquilo.

Demasiado sueño

Pero dormir demasiado también puede dañar nuestro estado de ánimo e incluso empeorar los estados de ánimo depresivos. Porque además de un sueño profundo suficiente, el sueño onírico (sueño REM), en el que nuestro cerebro está particularmente activo, es una base importante para una función cerebral sana y una psique estable. Los estudios incluso muestran que las personas que sufren de insomnio tienen un riesgo cinco veces mayor de desarrollar depresión.

Empieza el día de forma positiva

Mann sitzt am Morgen auf dem Bett und streckt die Arme

¿Buen sueño = buen humor? Dormir lo suficiente y sobre todo sin perturbaciones está definitivamente involucrado en cómo nos sentimos durante el día. Con una noche de sueño saludable, suficiente luz del día, ejercicio al aire libre y experiencias positivas durante el día, también puede apoyar la liberación de endorfinas y ayudarlo a conciliar el sueño por la noche. Y tu dieta diaria y el suministro de vitaminas también pueden ayudarte a mantener el equilibrio hormonal, dormir mejor y mantenerte de buen humor. De esta manera, puede quedarse dormido relajado por la noche y comenzar el día equilibrado, optimista y de buen humor.

Puedes descubrir cómo empezar el día más motivado con la rutina matutina perfecta en este artículo.

Conclusión

    • Nuestro estado de ánimo está determinado por reacciones emocionales positivas o negativas en el cerebro
    • La falta de sueño, los trastornos del sueño y también el exceso de sueño dañan la salud mental y se interponen en el camino de las emociones y estados de ánimo positivos
    • Los sentimientos negativos afectan la mente y, a su vez, perturban un sueño reparador y saludable
    • El sueño saludable, el ejercicio suficiente y la dieta adecuada promueven la liberación de endorfinas y tienen un efecto positivo en el estado de ánimo.

      ¡Saludos y hasta pronto!

      .

      Deja un comentario

      Todos los comentarios son revisados ​​antes de su publicación