dormir cuando tienes un resfriado

El sueño es la mejor medicina, pero dormir bien cuando tienes fiebre, un resfriado o una fuerte necesidad de toser no es tan fácil. Descubra aquí cómo puede dormir bien a pesar de un resfriado agudo y apoye su sistema inmunológico en la lucha contra los patógenos.

Tabla de contenidos

  1. Frío y sueño
  2. Cómo los síntomas del resfriado perturban el sueño
  3. Consejos para una buena noche de sueño a pesar de un resfriado
    1. Condiciones de sueño óptimas
    2. La posición correcta para dormir
    3. Descanso y relajación
    4. Preparación y preparación para dormir
    5. Ejercicio, aire fresco y luz del día
  4. Consejos para el sistema inmunológico durante el sueño
  5. Conclusión

Frío y sueño

Especialmente en los meses de invierno fríos y húmedos, las bacterias, los virus y otros patógenos lo pasan bien y sufrimos más resfriados o infecciones similares a la gripe. Por lo tanto, es hora de garantizar un sistema inmunológico fuerte para mantenerse saludable y eficiente incluso en el oscuro invierno. Para desarrollar un sistema inmunológico fuerte, es importante dormir lo suficiente y bien. Especialmente en las fases de sueño profundo que ocurren con mayor frecuencia al comienzo de nuestro sueño, aumenta el número natural de células de defensa en el cuerpo y el sistema inmunológico trabaja a toda velocidad para hacer que los patógenos invasores sean inofensivos. La falta de sueño, por otro lado, es mala para la salud. ¡Así que el dicho "dormir es la mejor medicina" no es una coincidencia!

Schlaf & Immunsystem: Steigendes Krankheitsrisiko bei Schlafmangel

Por supuesto, no siempre podemos evitar contraer un resfriado o una gripe. Cuando sufrimos los síntomas clásicos del resfriado como secreción nasal, tos, dolor de garganta o fiebre, muchas veces es imposible pensar en el sueño tan necesario. Las vías respiratorias bloqueadas, la tos o los estímulos dolorosos dificultan la respiración y suponen un estrés para el cuerpo y el cerebro. Conciliar el sueño se convierte en un desafío, o seguimos despertándonos del sueño durante la noche, aunque esto se necesita con urgencia para fortalecer el sistema inmunológico y una pronta recuperación. Entonces, ¿qué podemos hacer para dormir bien a pesar de los molestos síntomas del resfriado?

Cómo los síntomas del resfriado perturban el sueño

Las quejas más comunes incluyen deficiencias en la respiración y las vías respiratorias, por ejemplo, debido a secreción nasal, tos y dolor de garganta, irritación de las membranas mucosas o formación de mucosidad en las vías respiratorias. Especialmente en invierno, el aire seco de la calefacción daña las membranas mucosas de la nariz, la boca y la garganta e inhibe sus mecanismos de defensa naturales, por lo que las bacterias y los virus pueden multiplicarse más fácilmente. También seca el tejido ya irritado o aumenta la producción de mucosidad, lo que a su vez obstruye las vías respiratorias y dificulta la respiración durante el sueño. Conciliar el sueño puede ser difícil, se recomiendan los ronquidos y se puede evitar dormir toda la noche haciendo pausas para respirar o tos seca.

Pero el aumento de la temperatura corporal, los dolores de cabeza o del cuerpo, así como el estrés mental debido al agotamiento o al cansancio excesivo también pueden obstaculizar un sueño reparador durante un resfriado. Debido a que la fiebre o los escalofríos irritan el sistema nervioso, los dolores corporales impiden una posición relajada para dormir y el famoso tiovivo de pensamientos interrumpe el proceso de conciliar el sueño.

Consejos para dormir bien a pesar de un resfriado

#1 Condiciones adecuadas para dormir (clima de la habitación)

Una temperatura ambiente fresca entre 16 y 18 grados centígrados y una humedad del 40 % al 60 % se consideran el clima óptimo para dormir. Antes de acostarse, intente ventilar mucho o aumentar la humedad utilizando humidificadores, bebederos o difusores.Ciertas fragancias o aromas esenciales, como la manzanilla, el eucalipto o la lavanda, también pueden tener un efecto calmante sobre las membranas mucosas y contribuir a un agradable ambiente para dormir que favorece el sueño

Schlafklima: Düfte und hohe Luftfeuchtigkeit im Schlafzimmer

#2 La posición correcta para dormir

Especialmente si tiene un resfriado fuerte o tos seca, debe tratar de levantar la cabeza un poco más por la noche y dormir más boca arriba. Esto reduce la presión sobre el pecho y los senos paranasales y permite que se drene la mucosidad nasal, lo que previene los dolores de cabeza relacionados con la presión y facilita la respiración durante el sueño.

#3 Descanso y relajación

Nuestro cuerpo necesita mucha energía para combatir los patógenos internos; esto no solo provoca estrés mental sino también físico e impide un sueño tranquilo. El descanso y la relajación son, por lo tanto, más importantes que nunca para calmar el sistema nervioso, que siempre está activo y sobreestimulado, y para permitir un sueño reparador. Por lo tanto, evite actividades particularmente fuertes y exigentes y distracciones fuertes y también evite estímulos visuales fuertes como la televisión o los juegos de computadora antes de irse a dormir.

#4 Preparación para dormir

Junge Frau atmet Wasserdampf gegen Erkältung

Prepárese para dormir no solo mentalmente, sino también físicamente. Una ducha tibia o un baño caliente antes de acostarse no solo tiene un efecto relajante, sino que también le indica al cuerpo que se prepare para dormir al bajar la temperatura corporal. El vapor de agua caliente y húmedo ascendente también tiene un efecto positivo en el tracto respiratorio al promover la circulación sanguínea y humedecer las membranas mucosas sensibles. También debe asegurarse de beber suficientes líquidos durante el día. Pero cuidado: reduzca lentamente la cantidad que bebe antes de acostarse para que no se despierte por la noche con una fuerte necesidad de orinar y su sueño también se vea perturbado.

#5 Ejercicio, aire fresco y luz del día

Sin embargo,

descansar mucho y dormir mucho no significa mantener un estricto reposo en cama. El ejercicio, la luz natural suficiente y el aire fresco ayudan a estimular la circulación y el metabolismo y suministran aire fresco a las vías respiratorias. También es importante consumir suficiente luz del día para mantener un ciclo saludable de sueño y vigilia y no solo para que sea más fácil conciliar el sueño por la noche, sino también para mejorar la calidad general del sueño. Un paseo al aire libre también puede hacer maravillas mentalmente y, por lo tanto, contribuir de forma decisiva a dormir bien y a deshacerse rápidamente de un resfriado.

Consejos para el sistema inmunológico durante el sueño

Para una buena noche de sueño, por supuesto, debe prestar atención a una buena higiene del sueño e idealmente también siga nuestros consejos de sueño para un sistema inmunológico fuerte. Por ejemplo, nuestra dieta juega un papel clave en un sueño saludable y un sistema inmunológico fuerte. Una dieta balanceada y ciertos nutrientes, especialmente vitaminas y aminoácidos, pueden brindar apoyo adicional para su cuerpo y para dormir, especialmente durante un resfriado agudo o una gripe. Puede obtener más información al respecto en los siguientes artículos de nuestra revista sobre el sueño.

Al artículo Vitaminas para una buena noche de sueño

Al artículo Aminoácidos y sueño

Conclusión

  • Los síntomas del resfriado, como secreción nasal, tos o fiebre, interrumpen el sueño, reducen la calidad del sueño y evitan la formación de un sistema inmunológico fuerte.
  • Un clima ambiental apropiado (16-18 grados centígrados, 40%-60% de humedad), suficiente relajación, una posición adecuada para dormir con la cabeza erguida o una ducha caliente alivian las molestias del insomnio y lo ayudan a tener un sueño tranquilo y reparador.
  • El ejercicio, la luz del día, el aire fresco y una dieta rica en vitaminas facilitan el sueño y apoyan al cuerpo en la lucha contra los patógenos.

¡Saludos y hasta pronto!

.

Deja un comentario

Todos los comentarios son revisados ​​antes de su publicación