El corazón y el sueño

El corazón es el motor de nuestro cuerpo y asegura que estemos sanos y eficientes día tras día. Cuando dormimos, nuestro sistema cardiovascular también descansa. Pero, ¿qué le sucede a nuestro corazón cuando dormimos muy poco o mal? Puede averiguar aquí cómo los trastornos del sueño dañan el corazón y qué importancia tiene realmente un buen sueño para la salud del corazón.

Tabla de contenidos

  1. Nuestro corazón y el sueño
  2. Así es como los trastornos del sueño dañan el corazón
  3. Duerme mejor con y para un corazón sano

Nuestro corazón y el sueño

El corazón es el motor de nuestro cuerpo y fundamental para nuestras funciones vitales. El corazón es un músculo del tamaño de un puño y, junto con los vasos sanguíneos, forma el sistema cardiovascular vital. Su tarea central es regular la circulación sanguínea y bombear hasta 10.000 litros de sangre a través de los vasos sanguíneos a todas las áreas de nuestro cuerpo todos los días. Porque para poder funcionar, nuestros órganos, músculos y células del cuerpo necesitan sobre todo oxígeno. El corazón impulsa el flujo de sangre a través de una contracción constante, es decir, tensión y relajación muscular, y por lo tanto controla la importante entrega, eliminación o transporte posterior de oxígeno y otros nutrientes en todas las partes del cuerpo.

Esta tarea central hace que un corazón fuerte sea un requisito básico para nuestra salud y rendimiento. Las enfermedades del sistema cardiovascular, por otro lado, representan un enorme riesgo para la salud y son la causa más común de muerte en Alemania.

Al igual que el cerebro, el corazón nunca duerme. En reposo y con poca actividad física, late una media de 60 a 80 veces por minuto (frecuencia cardíaca en reposo). Por la noche, cuando nos tumbamos tranquilamente en la cama y dormimos, nuestra actividad física se reduce al mínimo y nuestro cerebro también está sometido a mucha menos tensión que durante el día. Esto también reduce la actividad cardíaca, la frecuencia cardíaca vuelve a caer durante el sueño en alrededor de 10 latidos por minuto y la presión arterial baja.

Herz-Kreislaufsystem im Schlaf: Herzaktivität, Blutdruck

De esta manera, el músculo cardíaco constantemente activo puede recuperarse del estrés del día y recargar las reservas de energía. Dormir lo suficiente también es bueno para el corazón. Sin embargo, ¿qué le sucede a nuestro corazón cuando, por el contrario, no dormimos lo suficiente o se altera el período de descanso nocturno?

Así es como los trastornos del sueño dañan el corazón

Alrededor de un tercio de todos los adultos sufren regularmente dificultades para conciliar el sueño o dormir toda la noche. Una función cardíaca normal contribuye fundamentalmente a que todas las partes del cuerpo reciban suficiente oxígeno y nutrientes urgentemente necesarios a través de la sangre, incluso durante el sueño, y que podamos dormir bien y descansados. Al mismo tiempo, el corazón también se recupera durante el sueño. Los trastornos del sueño y, en particular, la privación del sueño persistente también pueden dañar la salud del corazón y aumentar el riesgo de enfermedades del sistema cardiovascular.

La duración del sueño: falta de sueño/demasiado sueño

Schlafstörungen schaden Herz-Kreislauf-System

La duración óptima del sueño suele ser entre siete y ocho horas por noche, pero hoy en día, uno de cada dos alemanes duerme regularmente menos de seis horas al día. Incluso dos noches con muy poco sueño afectan notablemente nuestro estado de salud, pero dormir de forma crónical en particular puede provocar un sobreesfuerzo del sistema cardiovascular y dañar enormemente el corazón. Los estudios científicos muestran que el riesgo de sufrir un ataque al corazón, un accidente cerebrovascular u otras enfermedades cardiovasculares se duplica con creces en las personas que duermen menos de cinco horas con regularidad.

Sueño insuficiente significa estrés para el organismo, hay una mayor liberación de hormonas del estrés (p.cortisol o adrenalina) y una alta actividad nerviosa, lo que hace que el corazón lata más rápido y aumente la presión arterial. Si nuestra presión arterial es demasiado alta, el corazón tiene que bombear contra una mayor resistencia en los vasos sanguíneos. Debido al mayor esfuerzo y al aumento de la presión, el músculo cardíaco y los vasos sanguíneos pierden su elasticidad, las arterias se estrechan, lo que reduce aún más el rendimiento de nuestro corazón y dificulta el transporte de nutrientes en el flujo sanguíneo.

Se dice que no solo muy poco, sino también demasiado sueño tiene un efecto negativo en el sistema cardiovascular, según los estudios. Con una cuota diaria de sueño de más de nueve horas, el riesgo de enfermedad es un 33% mayor que para las personas que duermen entre seis y ocho horas. En este artículo explicamos exactamente lo que significa dormir demasiado para el cuerpo y la psique. Por lo tanto, la cantidad adecuada de sueño contribuye decisivamente a una buena función cardíaca.

Calidad del sueño: despertares frecuentes/paradas de respiración

Muchas razones pueden hacer que nos despertemos en la noche o despertemos y nos despertemos del sueño. Entonces se activa el sistema nervioso, se liberan las hormonas del estrés y el cuerpo entra en un estado de estrés, con un aumento repentino de la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Gestörtes Herz-Kreislauf-System im Schlaf: Junger Mann erwacht nachts aus dem Schlaf

Los problemas respiratorios, especialmente por la noche, dañan el corazón, p. B. Pausas respiratorias debidas a la llamada apnea respiratoria, pero también a los ronquidos más comunes. Los trastornos respiratorios impiden el suministro de oxígeno al cerebro y los órganos durante el sueño, lo que pone al cuerpo en alerta. Así es como se libera adrenalina, se despierta a la persona en cuestión y el sistema cardiovascular se activa repentinamente de forma nociva.

Mejor dormir con y para un corazón sano

Un corazón saludable y fuerte y un sueño reparador son, en última instancia, mutuamente dependientes. Una buena función cardíaca nos hace eficientes y garantiza que nuestro metabolismo, la producción de hormonas o las funciones de los órganos vitales funcionen sin problemas y que un flujo sanguíneo regulado pueda suministrar oxígeno y otros nutrientes importantes a todas las partes del cuerpo. La circulación sanguínea sana permite así un ritmo natural de sueño y vigilia y contribuye decisivamente al buen funcionamiento de los procesos de sueño y recuperación durante la noche.

Todos sabemos que un sueño reparador y suficiente es de gran importancia para casi todas nuestras funciones corporales. Pero especialmente nuestro "motor", el tan necesario corazón, sufre rápidamente el estrés y las consecuencias de un sueño perturbado. Con una vida cotidiana activa y la higiene adecuada del sueño, no solo facilitará el conciliar el sueño o permanecer dormido, sino que también garantizará un corazón fuerte, promoverá su salud y creará las condiciones óptimas para un desempeño pleno en la vida cotidiana.

Conclusión

  • El corazón controla el flujo sanguíneo y forma el sistema cardiovascular que sustenta la vida con los vasos sanguíneos
  • Los trastornos del sueño, la falta de sueño y los despertares frecuentes pueden ser perjudiciales para la salud del corazón
  • La falta de sueño aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular, infarto de miocardio o accidente cerebrovascular en más del 50 %
  • Si duerme demasiado, el riesgo de enfermedad es un 33 % más alto en comparación con una cantidad saludable de sueño (6 a 8 horas por noche)

¡Saludos y hasta pronto!

.

Deja un comentario

Todos los comentarios son revisados ​​antes de su publicación