Empieza el día más despierto

La forma en que empezamos el día es crucial para nuestra salud y nuestro rendimiento diario. Especialmente en los oscuros días de invierno y en tiempos de oficina en casa, a menudo nos cuesta salir de la cama y despertarnos adecuadamente. Le mostraremos algunos consejos sencillos para facilitarle salir de la cama, ponerse en forma más rápido y superar el cansancio matutino para que pueda estar sano y ser productivo durante el día.

Tabla de contenido

      1. Cansancio por la mañana
      2. Consejos para un comienzo de alerta del día
      3. Conclusión

      Cansancio matutino

      A muchas personas les cuesta salir de la cama por la mañana y librarse de la fatiga nocturna. Esto también tiene un trasfondo biológico: todos tenemos un reloj interno que regula nuestro ritmo de sueño-vigilia y por lo tanto también influye en nuestro comportamiento al levantarse.
      Los típicos "madrugadores" tienen menos problemas de cansancio por la mañana y pueden empezar el día más rápido y con mayor rapidez. Como resultado, según los estudios, no sólo son más productivos, sino también más felices. Así que una mañana alerta no sólo es buena para la mente, sino que también influye en nuestra forma y rendimiento diario.
      Los clásicos "búhos nocturnos", por otro lado, tardan más en ponerse en marcha por la mañana y tienden a alcanzar su máximo rendimiento a primera hora de la noche. Levantarse temprano entonces no corresponde al ritmo natural y, además de un mal humor, a menudo resulta en un cansancio pronunciado y un comienzo lento del día.

      Grafik: Leistungsfähigkeit von Chronotypen

      Sin embargo, con algunos consejos, puedes hacer que levantarte por la mañana sea más fácil y empezar el día más despierto, incluso si eres una persona madrugadora.

      Consejos para un comienzo de alerta del día

      #1 Duerme lo suficiente

      Un patrón de sueño saludable previene el cansancio general. Especialmente en el sueño profundo, tienen lugar importantes procesos de regeneración que nos preparan para el día siguiente. Así que si duermes lo suficiente durante la noche, es más probable que estés en forma y tengas más energía por la mañana. Exactamente cuánto sueño se necesita para estar bien descansado y refrescado por la mañana es diferente para cada uno. Sin embargo, los expertos recomiendan entre 7 y 8 horas de sueño por noche.

      #2 Ritmo regular de sueño-vigilia

      Nuestro reloj interno también se adapta a los ritmos y rutinas, como acostarse a la misma hora todas las noches y levantarse a la misma hora todas las mañanas. De esta manera, se acostumbra el cuerpo a un ritmo determinado y se facilita el dormirse por la noche, además de levantarse por la mañana.

      #3 Despertador natural: Luz

      Natürlicher Wecker: Licht

      La luz y la oscuridad funcionan como un estímulo externo que adapta nuestro ritmo interno a la rutina diaria natural y, entre otras cosas, influye en la liberación de la melatonina, la hormona del sueño. La luz es, por lo tanto, un despertador natural que puede ayudarte a despertar. Por ejemplo, evitar persianas, cortinas y otros apagones en el verano y usar lámparas de luz diurna o luces de alarma en el invierno.

      #4 Evita el botón de la siesta

      Cuando la alarma finalmente se dispara, deberías levantarte y evitar usar el botón de "snooze". Los repetidos "dormidos" hacen que el cuerpo se duerma una y otra vez y es sacudido de nuevo de su fase de sueño profundo con cada toque de alarma. Esto estresa nuestros cerebros y cuerpos y aumenta la lentitud y la fatiga por la mañana.

      Sugerencia: Pruebe diferentes sonidos de alarma y utilice su canción favorita, por ejemplo, para influir positivamente en su estado de ánimo justo cuando se despierte.

      #5 Actividad y movimiento en la mañana

      Los deportes y el ejercicio ponen en marcha la circulación y ofrecen la oportunidad de despertarse rápidamente por la mañana. Unos pocos minutos de cardio, entrenamiento de fuerza o yoga después de levantarse de la cama harán que su sangre fluya, e incluso la respiración relajada y los ejercicios de estiramiento tendrán un efecto positivo en su estado de alerta matutino.

      #6 Desayuno saludable y equilibrado

      Es mejor no renunciar al desayuno, porque por la mañana el cuerpo necesita nuevos nutrientes para volver a estar al día. Una pequeña comida equilibrada y rica en carbohidratos es suficiente para proporcionar al cuerpo energía después de levantarse y para facilitar un comienzo saludable del día. Además, el café o el té pueden, por supuesto, ayudar a despertar debido a la cafeína que contienen.

      Wacher in den Tag starten

      Conclusión

      • Los madrugadores empiezan el día más rápido, son más productivos y están de mejor humor.
      • Dormir lo suficiente y una rutina regular de sueño y vigilia hacen más fácil dormirse por la noche y despertarse por la mañana.
      • Suficiente luz (luz del día, luz del despertador) apoya el proceso de despertar de una manera natural.
      • Levántate después de que suene el despertador y no utilices la función de repetición.
      • El ejercicio y el deporte por la mañana activan la circulación y ayudan a combatir el cansancio.
      • Un pequeño y saludable desayuno proporciona al cuerpo energía y nutrientes importantes.

      ¡Los mejores deseos y hasta pronto!

      Dejar un comentario

      Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados